Proyectos / Paisajismo

Al atardecer, cuando la luz natural desaparece, la iluminación de jardines (arboledas, plantas, fuentes, …) se torna y, con una iluminación cuidada, prolonga nuestra visión de los exteriores.

Luces indirectas, rasantes del parterre, etc… cambian la fisonomía de la luz natural, creando espacios mágicos donde se conjugan las luces y las sombras.